Videojuegos y la salud mental de los niños

Nov 16, 2022

Los videojuegos y su impacto en la salud mental de los niños

Por Carine Gómez, Decana de la Facultad de Ciencias Sociales

Cuando hablamos de los más pequeños de la casa debemos tener especial cuidado, sobre todo cuando tienen acceso a Internet y todo el contenido que en él se ofrece.  

Por ello, si eres madre, padre, tí@ o tienes un hermanito menor por el cual te preocupas, debes saber que hay juegos, retos o comentarios negativos en las redes sociales que podrían poner en riesgo su salud mental.  

Como es un tema muy extenso, esta vez queremos hablarte sobre un juego como Huggy Wuggy y sus consecuencias.  

 

Huggy Wuggy un juego que genera temor en los niños 

huggy wuggy y la salud mental de los niños

 

Huggy Wuggy, es un personaje del videojuego Poppy Playtime donde el gamer tiene como objetivo escapar de una fábrica de juguetes abandonada y evitar su mayor obstáculo, Huggy Wuggy, un peluche gigante azul que a medida que se avanza en los diferentes niveles se convierte en un terrorífico monstruo con dientes afilados que persigue e intenta matar al personaje principal durante todo el juego de una forma curiosa: abrazarlos hasta asfixiarlos. 

La polémica se inició el año pasado, sobre todo en el Reino Unido, desde donde advirtieron que tiene comportamientos violentos para niños de tan corta edad, entre otras cosas, y que el juego también enseña a los menores entre los 6 y 10 años a matar.  

 

Las secuelas psicológicas en los niños 

 

Niños y niñas de no más de 10 años presentan cuadros de ansiedad, crisis, angustia, llanto, pesadillas y miedo para ir a dormir. En redes sociales como TikTok y YouTube, se han viralizado escenas muy violentas del personaje y, en algunas, muestran canciones en las que aparecen frases como "te abrazaré hasta que respires tu último aliento"

 

Entrevista  

 

  1. ¿Qué tan peligroso puede ser el videojuego de Huggy Wuggy? 

 

Huggy Wuggy, así como otros muñecos relacionados con el terror, pueden asustar a niños menores, sobre todo a aquellos que no pasan los 6 años y se sobreexponen a esos contenidos marcados por el miedo, especialmente cuando convierten a una figura tierna en un personaje aterrador. 

Usualmente, los niños tienen 1 o 2 muñecos que los acompañan durante sus primeros años y que los papás lo relacionan con el afecto. Por eso, cuando los niños no pueden dormir, los padres les dan un peluche para que se sientan más tranquilos y seguros, algo muy común en nuestra cultura. Asociar un objeto que acompaña a los niños durante la noche es muestra de una extensión de afecto paternal.  

Lo que hicieron con Huggy Wuggy es tomar esa figura que usualmente está relacionado con la ternura, con el cuidado, la protección y el afecto, y la convirtieron en una figura terrorífica, amenazante e, incluso, utilizaron el abrazo como símbolo de asfixia, por lo que ya se convierte en un personaje dañino per se. Este cambio incrementa los niveles de miedo.  

Los niños aún no tienen la capacidad cognitiva ni el raciocinio suficiente para poder diferenciar que el muñeco pertenece a un entorno virtual irreal que no les va a hacer daño; pero para un menor de edad, este personaje puede ser tan impactante que puede traerlo a su realidad y causarle ansiedad, terrores nocturnos, pesadillas, sueños intranquilos, terror en la oscuridad y también puede que sus figuras de cariño se puedan convertir en fuentes de terror debido a la asociación que puedan establecer. 

 

2. Ansiedad, traumas e incluso pesadillas, han sido algunas de los traumas que han sufrido algunos niños luego de jugar este videojuego. ¿Qué otras consecuencias pueden sufrir los menores y cómo tratar esta situación con los más pequeños de la casa? 

 

La primera consecuencia es un miedo innecesario implantado en nuestros niños que los hace más frágiles y sensibles a desarrollar miedos y traumas psicológicos de manera innecesaria.  

Hay niños que biológicamente, por herencia o circunstancias de crianza de sus primeros años, tienen mayor potencialidad para desarrollar algún tipo de aceptación emocional relacionada con la ansiedad o con la tristeza.  

No sabemos cuál es el nivel de sensibilidad que los niños tienen al sobreexponerlos a esos contenidos marcados por la violencia o el terror, una ansiedad desmedida, terrores innecesarios e incluso miedos a dormir solos, lo que puede generar efectos psicológicos permanentes.  

¿Qué se debe hacer? No exponerlos a esos contenidos. Muchas veces los padres de familia le damos acceso abierto a las redes sociales y al contenido virtual, considerando que alguien está tomando la decisión de que los niños no puedan tener acceso al contenido inapropiado, no solo con el terror, sino con contenidos violentos y sexuales inapropiados.    

El principio propio de la Internet es que el contenido sea abierto y asequible. No podemos pedirle que adopte una postura ética que controvierta el principio de la democratización de la información, pero como padres sí podemos generar filtros y tener un control parental.  

Los niños menores de 10 años no deberían conocer ni Huggy Wuggy ni videojuegos de este tipo, porque puede ser nocivo para su desarrollo personal. 

 

Lee también: El Lado oscuro del Internet  

 

3. En el video, Huggy Wuggy muestra comportamientos poco comunes como el de abrazar hasta asfixiar al personaje principal. Llevado a la realidad, ¿Puede un niño llegar a sentir temor de esta acción de afecto por parte de sus padres o hermanos mayores, pensando que, si lo abrazan fuerte, lo podrían asfixiar también? 

 

El abrazo que significa protección y amor puede empezar a significar una amenaza para ellos. Niños que tengan la sensibilidad y no tengan la capacidad de desconectar el juego de la realidad pueden empezar a sentir temor en ese sentido, presentando también altos niveles de ansiedad.  

 

4. ¿Cómo hablar con los menores y hacerles entender de los peligros a la salud mental y física que puede ocasionar este tipo de videojuegos? 

 

Con los niños más grandes podemos encontrar una manera de poderlo explicar, con los pequeños existen otras formas. Saber elegir las palabras y el tono para que los niños puedan entender el peligro que podría representar. 

Sin embargo, no podemos esperar que ellos tomen una decisión; como padres, debemos velar para que nuestros hijos estén fuera de peligro siempre que sea posible. 

  

5. ¿Qué tan peligrosos pueden ser los videojuegos y las redes sociales al no tener un control parental donde los niños llegan a ser partícipes de retos virales, los cuales dan como resultado daño a sí mismos o a otras personas? 

 

Se han conocido casos de menores que terminan en clínicas e incluso llegan a morir al participar de retos virales que aparecen en Internet. Tenemos que ser padres participativos, entender que este canal ofrece infoentretenimiento, pero debemos decidir hasta qué punto los menores se van a entretener.  

Si como padres estamos involucrados en la crianza, vamos a evitar que nuestros hijos corran este tipo de riesgos.  

Las redes sociales están inundadas de muchos recursos: por un lado, está el tema educativo donde los niños desarrollan habilidades y competencias técnicas y tecnológicas que le sirven para su aprendizaje, pero, por otro lado, están los otros tipos de contenidos que no tienen ningún tipo de filtro. Muchas veces nuestros hijos se adhieren más a ciertos tipos de contenido que causan dosis de dopamina diferente. 

Ahora bien, como hay una sobreexposición de contenidos que despiertan emociones como: tristeza, llanto, alegría, temor y terror, empezamos a bombardear a nuestros hijos de situaciones emocionales, permitiendo que se desborden sin ningún tipo de control o ayuda.  

 

Anímate a estudiar Psicología  

 

6. ¿Qué recomendaciones se deben tener en cuenta para evitar que niños y niñas tengan acceso a contenidos inapropiados? 

 

  • Aprovechar el contenido parental. 
  • Controlar el uso del tiempo de los dispositivos.  
  • Conectar a los niños con otras actividades como leer juntos, montar bicicleta, salir con los amigos, ir a la biblioteca, crear juegos juntos, entre otros.  
  • Pasar tiempo de calidad con los hijos. 
  • Evitar la sobreexposición de la vida pública de los hijos en las redes sociales. 
  • Controlar el manejo de las redes sociales y entender que las tablets no son niñeras sino entretenimiento. 
  • Preparar a los hijos para la presión social desde temprana edad. 

 

Ahora que ya sabes cuáles son las consecuencias que un juego o el uso indiscriminado de Internet puede generar en la salud mental de los pequeños, es momento de tomar acciones. Por eso, si sientes que tu peque o tú necesitan ayuda, recuerda que en Areandina podemos ayudarte. 

Comunícate con nosotros a través de cualquiera de nuestras líneas y te ayudamos.   

  • Bogotá: 7421934 Ext. 1285.  
  • Pereira: 3402282 Ext. 2161.  
  • Valledupar: 5897879 Ext. 3117 

 

Pero si aún no estás preparadx para hablar con un especialista, también puedes ingresar en nuestra página ClaraMente y disfrutar de los consejos y tips que tenemos para ti.  

 

Ver ClaraMente

PREGUNTAS FRECUENTES

¿Cuáles son los canales de atención para generar solicitudes?

En el siguiente enlace podrás generar todas tus solicitudes.

¿Cómo realizo mi registro de materias?

En el siguiente enlace podrás consultar todo el proceso de registro de materias

¿Cómo puedo generar una solicitud de certificado y qué costo tiene?

Aquí podrás consultar y generar según el tipo de certificado que necesites.

¿Cómo puedo financiar mi matrícula?

Encuentra aquí todas las opciones de financiación que Areandina tiene para ti.

¿Cómo puedo realizar mi proceso de grado?

Consulta aquí toda la información que necesitas.

¿Cómo puedo validar mi requisito de idiomas?

Encuentra toda la información sobre este requisito en el siguiente enlace.

¿Cómo puedo inscribirme a un programa académico?

Realiza todo el proceso de inscripción en los siguientes enlaces PregradoPosgradoEducación Continuada.

¿Cómo valido las credenciales de acceso a las plataformas y/o realizar restablecimiento de contraseña?

Tu usuario y contraseña será asignado. Una vez te encuentres matriculado (efectuado pago de matrícula) se te enviará al correo electrónico relacionado en el formulario de inscripción, notificando el correo institucional y contraseña de acceso. Recuerda que con este puedes ingresar a todas las plataformas de la Institución. (Consulta tu usuario).