Soy enfermero y, además, #SoyAreandino

Por Osmar Peña para Areandina, Mayo 31, 2018

Estudiar una carrera del área de la salud es un preciado y delicado reto, dado que cada estudiante está a cargo de alguna parte de la salud de las personas. En este caso, despedimos el mes de la enfermería con un par de alumnos de este gran programa, en el cual se forman los responsables del cuidado y de la vigilancia del estado de salud de los pacientes, siendo parte de la cadena de atención médica que se le da a cada persona que tiene alguna enfermedad o que ha pasado por un accidente.

Teniendo en cuenta la gran responsabilidad que tienen estos futuros profesionales, quisimos revisar el trayecto en el que se forma un enfermero, ver más de cerca su forma de ver el mundo durante sus años de carrera y explorar cómo se sienten algunos de nuestros estudiantes de Enfermería, saber cómo está siendo su paso por Areandina, cuáles son las anécdotas que atesoras y qué otras experiencias quieren compartir con nosotros.

Así, les presentamos a Carolina y a Andrés, estudiantes de séptimo y sexto semestre respectivamente, quienes se destacan dentro de nuestra casa de estudios:

#SoyAreandino

 

Areandina: para comenzar, hablemos de por qué hacer un pregrado es importante para ustedes

Carolina Cortes: siento que me permite mejorar mi calidad de vida y la de mi familia, ya que también hay un cambio significativo en mis ingresos económicos.

Andres Rueda Ramos: en lo personal hace parte de mis metas, de mis sueños, y también representa un gran reto, ya que mis recursos económicos son limitados y debo trabajar para poder pagar este pregrado, sin embargo, el hecho de llegar hasta donde he llegado significa una superación personal para mí.

 

Areandina: sigamos con una pregunta difícil, ¿sí les gusta la carrera?, ¿por qué eligieron Enfermería?

CC: porque a través de la enfermería puedo no solo mejorar mi calidad de vida, sino que además puedo a ayudar a otras personas con el mantenimiento de su salud.

ARR: claro que me gusta, me gusta todo su marco histórico, además es un placer poder servirle a la comunidad, a la sociedad con los cuidados y conocimientos adquiridos. También me gusta porque los enfermeros somos los que tenemos más contacto con el paciente y siempre será gratificante escuchar “gracias” luego de que ellos reciban nuestros cuidados.

 

Areandina: hablando un poco sobre lo que han vivido en Areandina, ¿qué experiencia de clases nunca podrán olvidar?

ARR: no podré olvidar el primer día de clases porque estaba muy nervioso, la materia era Formación en Salud con la docente Martha Salgado, fue una experiencia única, fue mi primer acercamiento a la Enfermería. Tampoco olvidaré las largas y complicadas exposiciones que presentamos en “Moléculas de la vida”, había que estudiar muchísimo y ni se diga de la presentación personal, debía ser impecable (como en todas).

CC: el primer semestre, porque era una sensación muy extraña, todo era nuevo, conocer gente y empezar otra vez clases después de muchos años de no estudiar… esos son momentos que nunca olvidaré.

 

Areandina: entre las experiencias de todo estudiante solemos tener contratiempos, cuéntennos ¿alguna vez han ido tarde para clases y qué hacen en esos casos?

CC: correr mucho y tomar el primer transporte que pase, sin importar lo lleno que pueda estar.

ARR: la bendición y que ojalá no me pase nada en el complicado tráfico de Bogotá, además espero que la profe no haya llegado, pero dado el caso, llamo a mi mejor amigo para que le avise que voy un poco tarde (ojalá no se moleste).

 

Areandina: y en las materias, ¿alguna vez se les ha olvidado entregar una actividad?, ¿cómo se puede remediar eso?

CC: por lo general no me pasa, pero creo que alguna vez por un cruce de información olvidamos entregar un taller en grupo, la solución que encontramos fue hablar con la docente y pedirle que nos permitiera enviarla ese mismo día en la tarde y afortunadamente lo pudimos hacer así, pero es una situación tensionante.

ARR: sí, creo que eso le ha pasado a todo el mundo y pienso que la mejor forma de remediarlo es hablar con la docente, pedirle el favor de que nos deje presentar la actividad la próxima clase así no tenga el mismo valor en nota, lo importante es que se aprecie que sí la hicimos.

 

Areandina: hablemos ahora un poco sobre los profesores, ¿han reflexionado sobre su labor y han llegado a admirarla de alguna forma?

ARR: definitivamente los admiro completamente, porque no es fácil estar frente a muchos estudiantes en un salón y enseñar o brindar su conocimiento. Creo que lo más admirable es el respeto que inspiran gracias a su conocimiento y su forma de "manejar " los grupos.

CC: sí, pienso en la paciencia que muchos docentes tienen para explicar un tema una y otra vez, y porque en muchas ocasiones tienen que lidiar con las conductas inapropiadas de algunos estudiantes, incluso hasta con las faltas de respeto.

 

Areandina: y eso que muchos asocian profesores a exámenes, pero respecto a sus situaciones frente a las pruebas, ¿qué es lo que más les ha estresado en un parcial?

ARR: lo que más me ha estresado en los parciales son las largas lecturas, porque a veces no las entiendo y además que las preguntas parten de la misma, sé que es importante la comprensión de lectura, pero de verdad hay cosas que no se entienden. Además, hay poco tiempo para responder y preciso cuando falta media hora el docente empieza a decir... faltan 30 minutos, faltan 15 minutos, ya entregó el primero... entreguen los demás....

CC: para mí lo más estresante es el resultado final, demostrar en unas pocas preguntas mi conocimiento, además de la sensación de sentirse evaluado, pensar que alguien va a medir tus conocimientos y resumirlos en un número, eso es lo que en realidad me genera estrés.

 

Areandina: igual ustedes como buenos Areandinos saben que la preparación es necesaria, así que compartan con nosotros, ¿cuáles son sus rituales para estudiar?

ARR: nunca lo he llamado ritual, pero mi método de estudio es encerrarme en mi cuarto con música celta o simplemente en silencio, con el celular en modo avión para evitar distracciones (importante) y concentrarme en lo que leo y estudio, así me enfoco en aprender y estar tranquilo para las pruebas.

CC: yo elaboro lo que yo llamo un “chismosito”, es como un resumen de lo más relevante y uso muchos colores, de esa forma me es más fácil entender y memorizar algunos conceptos.

 

Areandina: y una vez que se gradúen, ¿cómo se imaginan sus futuros?

CC: me veo como una excelente profesional, responsable y dedicada, pero sobre todo humana, y quiero especializarme en Unidad de Cuidados Intensivos, la cual es el área que me apasiona.

ARR: sé que seré un excelente profesional, dejaré en alto el nombre de mi Areandina y que trabajaré en un cargo alto que me genere excelentes ingresos. Pienso que el secreto del éxito de todo trabajador de la salud es estar en un aprendizaje continuo, en actualización constante, ya que esto cambia todos los días, por ello me veo también estudiando, especializándome en la parte administrativa a largo plazo.

 

Areandina: por último, y en una sola palabra, ¿qué sienten cuando piensan en su paso por Areandina?

CC: satisfacción.

ARR: orgullo (es un orgullo pertenecer a esta maravillosa institución).

Publicado en: El Blog de Areandina

Tagged: SoyAreandino, Areandina, Enfermería, Salud, Programa

Quizá también te interese