You are here

NOTICIA

< Volver

NOTICIA < Volver

Recomendaciones para un cuerpo y una mente sana

  |   

Cómo los trastornos se han ido agudizando a raíz de la pandemia, afectando la mente y el cuerpo de las personas que ya venían padeciendo un inconveniente, o que simplemente lo desarrollaron con el nuevo evento, fue uno de los temas abordados durante el conversatorio sobre alimentación saludable en el marco de la Semana de la Salud Mental, organizado por el área de Orientación y Permanencia Estudiantil de Areandina.

 

Para el médico Camilo León Triana uno de los expertos invitados indicó que, “las emociones son el componente principal de nuestra salud mental y como tal de la alimentación, pues son estas quienes dan las pautas a nuestra vida para conocer lo que queremos hacer y consumir”.

 

Por otra parte, se explicó que los neurotransmisores son aquellos que modulan las emociones, entre los cuales se resaltaron: la dopamina, que transmite la felicidad; la serotonina, que regula los niveles de estrés, la ansiedad, el sueño y el apetito sexual; la noradrenalina, la cual se asocia con la frecuencia cardíaca y la energía; la adrenalina, enfocada en el aumento de la presión arterial y la acelticolina, que estimula los músculos, activa las neuronas motoras y favorece los procesos de memoria.

 

Así mismo, fue socializada la relación entre la salud mental y la alimentación saludable, que se enfoca en los aminoácidos y los cuales se deben consumir para regular los niveles de los neurotransmisores que a su vez otorgan una estabilidad emocional en la persona.

 

Algunas de las recomendaciones dadas por los expertos fueron:

*Tener una nutrición consciente, identificando lo que hace bien o mal, lo que significa conocer el cuerpo, sumando una alimentación balanceada, compuesta de verduras, carbohidratos pequeños, cereales, reemplazar el aceite normal por aceite de oliva y como proteína se recomiendan las carnes blancas que hacen una digestión más rápida.

 

*Consumir alimentos naturales, pues las comidas ultra-procesadas no tienen una buena digestión, afectando de una u otra forma el organismo.

 

*Evitar el exceso de proteína porque al consumir grandes cantidades, los riñones pueden verse afectados.

 

* Evitar el consumo de comidas rápidas.

 

*Prestar atención a las emociones ya que el ser es completo y de esta forma evitar que se desarrolle la ansiedad de comer incluso alimentos que no hacen bien.

 

Del mismo modo, los expertos afirmaron que en ocasiones detrás de un problema en el organismo, como el colon irritable, puede haber emociones de base como ansiedad, estrés o depresión lo cual se puede manejar con tratamientos psicológicos, pero sin confundirlo como una cura para dichos inconvenientes pues la sana alimentación juega un papel muy importante para nivelar la salud mental y física.

 

Finalmente, con la frase “solo hay salud cuando también estamos bien mentalmente”, citada por Claudia Archbold Julio psicóloga educativa, se concluyó la tercera charla de la Semana de la Salud Mental.

 

1 Recomendaciones para un cuerpo y una mente sana

07/Oct/2020

 
1 Comienzo 2 Completo

Eventos

Ver todos