#SoyAreandino Olga Patricia Ramírez, directora del programa de Odontología en Pereira

Por Osmar Peña para Areandina, Septiembre 7, 2018

Las historias de vida nos cuentan no solo el carácter de una persona, sino también nos hacen sentir que los roles que representan contienen una gran parte de esa humanidad y nos acercan a ellos. Bajo esta línea, hemos querido acercarnos a la directora del programa de Odontología en la sede de Pereira y poder descubrir cómo el mundo de la odontología ha estado presente en su vida y cómo su gran labor aporta a nuestra Institución.
 
Descubramos entonces cómo Olga Patricia Ramírez, directora del programa de Odontología en Pereira desde hace tres meses, se incorporó a la Fundación del Área Andina en 2018 y cómo ha sido su viaje con nosotros desde ese momento. 
 
Areandina: Un reto como la dirección de un programa en una de las ciudades principales del país no debe ser tarea sencilla, ¿cómo asume este reto cada día?
 
Olga Patricia Ramírez: Para nada es una tarea sencilla puesto que implica interactuar en una ciudad con valores étnicos y culturales en contextos tan diversos como los que confluyen en esta ciudad y, además, demanda iniciar un nuevo camino de conocimiento, descubrimiento y afianzamiento de saberes e historias compartidas.
 
El mayor reto es el intento diario por reconocer las experiencias, tanto del programa como de la institución en la región, para recopilar el acervo de saberes que me permitan dirigir la carrera acorde a las realidades regionales y los valores y los principios de Areandina. 
 
Por otra parte, soy una convencida de que cuando emprendes este tipo de retos se debe reflejar lo que es tu esencia. En este sentido, asumo cada día desde el amor, la acción, la vocación y la convicción que 20 años de práctica clínica y 11 años dedicados al contexto educativo me han enseñado.
 
 
A: Dentro de la historia del programa, ¿qué anécdota recuerda que le sea inolvidable?
 
OPR: Llevo solo tres meses en la dirección del programa, pero en el primer contacto con los estudiantes al preguntarles por lo bueno, lo malo, lo feo y lo bello de su experiencia en Odontología de Areandina, la respuesta del 98 % de los estudiantes fue: “lo mejor de Arendina es su gente, contamos con un grupo de personas que llevan el proceso académico con un trato cordial, amable y con quienes podemos hablar en medio de excelentes conocimientos de las personas que tienen a cargo las áreas”.
 
Esas palabras de los estudiantes me convencieron de que podemos CUMPLIR SUEÑOS, pues donde hay dialogo, hay construcción de conocimiento y podemos lograr el desarrollo de habilidades profesionales para la vida.
 
A: ¿De dónde nace su amor por la odontología?
 
OPR: Forma parte de mis historias de vida, mi interés por las ciencias de la salud emerge fruto de las historias que mi abuelo me narraba de sus años como camillero del ejército en 1928, pero el acontecimiento que define mi elección profesional por el área de la odontología está enmarcado en la mala experiencia que mi hermanita (nueve años menor) vivía cuando la acompañaba a consulta.
 
En ese momento yo tenía 14 años, pero desde allí empecé a pensar que la odontología se debía poder ejercer de manera diferente, sin actos de restricción física, en medio del dolor y del llanto. Convencida de que debían existir otras formas, a los 16 años ingresé a la Facultad de Odontología del, en ese entonces, Colegio Odontológico Colombiano.
 
En el camino transitado, he comprendido que al abordar a los pacientes no se puede ignorar que tienen historias de vida, que escucharlos es un ejercicio que propende por la generación de vínculos comprensivos con ellos y sus acompañantes, en medio de los escenarios complejos y dinámicos que facilita identificar las necesidades en medio de los significados de la salud/enfermedad y en medio de las demandas sociales de cada quien.
 
Es por ello que me declaro una enamorada de mi profesión, una convencida de que cada historia compartida nutre lo que soy, lo que amo y lo que hago en mi vida personal y profesional.
 
A: ¿Cuáles cree usted que sean las características infaltables que representan a un odontólogo de Areandina?
 
OPR: Yo creo que los odontólogos de Areandina son artesanos que ejecutan procedimientos biotécnicos mediados por una práctica del saber, hacer y saber, en medio de la evidencia científica disponible. También son personas implicadas en sus procesos de aprendizaje, formación y educación, en medio del desafío de lograr el conocimiento crítico de su actuación y de su papel como actores activos de la praxis y transformadores de la realidad social de los pacientes, quienes se ponen en sus manos para ser diagnosticados y tratados profesionales que saben ser.
 
A: Sabemos que muchos estudiantes, cuando piensan en pregrado, en seguida lo asocian a la capital del país, en su opinión ¿por qué una persona estudiaría Odontología en Pereira antes que en Bogotá?, ¿cuáles son esos beneficios que obtendría?
 
OPR: Colombia es un país diverso, cada región le ofrece a sus habitantes actividades tan variadas como enriquecedoras, sin embargo, Pereira como pilar del Eje Cafetero es una región caracterizada por la calidez de su gente y por un clima templado que favorece la diversidad cultural y biológica. 
 
Este hermoso paisaje con olor a café, a tradición, a modernidad, también se proyecta como una ciudadela universitaria; actualmente y gracias a la gestión de nuestros directivos, pertenecemos a la red de universidades del departamento, lo que les permite a nuestros estudiantes acceder y beneficiarse de todos los escenarios académicos, deportivos y culturales de todas las instituciones de educación superior de la región y, Areandina, les ofrece una experiencia que les facilita, entre otros aspectos, propiciar el crecimiento de su personalidad para participar en la construcción de la sociedad, todo ello con un criterio universalista.
 
 
A: En el mundo médico y en el área de la salud, siempre hemos escuchado sobre el Juramento Hipocrático en Medicina, pero ¿Odontología cuenta con un código similar o cuáles destacaría como los valores éticos y el compromiso humano de la carrera?
 
OPR: No se encuentra establecido un juramento para el día de la graduación como el juramento hipocrático en Medicina; sin embargo, en algunos países como España, el Colegio Oficial de Odontólogos y Estomatólogos de la I Región (COEM) plantearon una adaptación a los nuevos tiempos, manteniendo el espíritu de proteger la salud de los pacientes y el estudio permanente de los profesionales. Poniendo como testigo la patrona de la odontología Santa Apolonia para velar, guardar y respetar la profesión.
 
Yo considero que el juramento es un acto que trasciende al acto de graduación, es ese motor que cada profesional debe realizar cada día, que se hace evidente en su actuar profesional en su relación con todos los actores de la sociedad que los rodea, es un compromiso que va más allá del código de ética del odontólogo colombiano, es la sumatoria de lo que me caracteriza como persona, miembro de un entorno, como profesional que fue formado y educado por la sociedad y en la institución donde cursó su carrea y por su diario actuar.
 
En este sentido, Areandina aporta a estos profesionales valores como la excelencia, el respeto, la responsabilidad, el liderazgo, la solidaridad, el servicio y la identidad, entre otros, para que como nuestro himno lo dice, es ser una opción para escoger “… el camino libre, se la ciencia, el humanismo y la verdad… prepararse es crecer y hacerlo bien, con respeto y tolerancia seremos una alianza de saberes y países unidos por la pasión de conocer”.
 
 
A: ¿Cómo llegó a Areandina y qué razones le han hecho hacer de esta su casa?
 
OPR: Areandina llego a mí, como una oportunidad que se abrió en el mes de marzo del presente año, que me permitía afianzar mi transitar académico que desde hace 11 años se centró en el campo de la educación. Inicialmente, lo veo como la oportunidad de escalar en el área administrativa, una labor que desempeñaba para otra IES desde hacía siete años en un cargo similar, pero mi mayor y mejor sorpresa la descubro una vez inicio el proceso de selección y me doy cuenta que Areandina me va a permitir desarrollar mucho más, que será el complemento y la herramienta de mi proyecto de vida. Me enamoro de esta Institución que se convierte en una más de esas historias que, como dije anteriormente, nutre lo que soy, lo que hago y lo que amo.
 
A: ¿Cuál es su sueño dentro de la Institución?
 
OPR: Lograr posicionar el programa con una visión dentro del proceso de educación de profesionales de la salud (odontólogos), el cual emerge de la interacción en los escenarios de práctica formativa y en las comunidades donde se realiza proyección social.
 
Esta es una propuesta que contempla un replanteamiento de la interacción con la población, para pasar de la preocupación por transmitir conceptos y evaluar sus repercusiones en los comportamientos y hábitos nocivos desde los indicadores, a la interacción dialéctica, puesto que la esencia misma del hombre (manifestada en el diálogo) permite expresar la experiencia que posee del mundo, de la vida y de su convivencia con los demás, y es esto lo que da cuenta de las decisiones que toma frente a su salud.
 
Es así como dentro del contexto de la clínica y la comunidad, en donde los sujetos como actores sociales y culturales (profesional de la salud y pacientes) simultáneamente construyen la interpretación de su realidad, posibilitan la incorporación de una visión hermenéutica en los procesos de salud-enfermedad para lograr superar lo meramente biológico y, así, el binomio odontólogo/paciente se proyecta como una relación entre las voces implicadas en el proceso de diagnóstico/plan de tratamiento y seguimiento, apelando a establecer una relación entre sujetos tratantes (profesionales de la salud o estudiantes) y sujetos consultantes (pacientes o comunidades), quienes respondan al sentido de humanismo: un profesional integrado a la comunidad nacional e internacional en continua comunicación e intercambio de experiencias, para captar y difundir los avances científicos y los logros académicos de la Institución como lo planea Areandina en su filosofía.
 
A: ¿Algún comentario adicional o historia que nos desee compartir?
 
OPR: Considero este uno de los mayores retos y responsabilidades de mi vida profesional, académica y personal que intento cada día asumir con sabiduría, paciencia y amor por mi profesión. Con el convencimiento de que Areandina educa profesionales en sentidos que van más allá de la sola academia. Un reto que no lograre sola, un reto que va apoyado de un invaluable grupo de colaboradores, estudiantes docentes y personas que encontré en la familia Areandina.
 
 
 
 
 

Publicado en: El Blog de Areandina

Tagged: Odontología, Directora, Pereira, Programas profesionales, SoyAreandino

Quizá también te interese