You are here

NOTICIA

< Volver

NOTICIA < Volver

Heidelberg y la grata experiencia de una estancia investigativa en su Instituto Max Planck

  |   

Tuve el privilegio y la fortuna de adelantar una estancia investigativa doctoral durante dos meses en el Instituto Max Planck para el Derecho Público Comparado y el Derecho Internacional ubicado en la ciudad de Heidelberg (Alemania). Desde mi salida de Pereira y hasta la llegada a Frankfurt todo fue incertidumbre ya que por las restricciones a causa de la Covid-19 había posibilidades de no poder ingresar al país. Después de un aislamiento obligatorio de 5 días y una prueba PCR negativa pude ingresar al país y asistir al Instituto.

Durante la estancia desarrollé un capítulo de mi tesis doctoral que se enfoca en describir y analizar la estructura orgánica de los tribunales de cierre en materia constitucional en Sudamérica a partir de 42 variables.

Este periodo fue enriquecedor desde todo punto de vista; conocí investigadores de distintas partes del mundo y de todos los continentes al paso que pudimos discutir nuestras propuestas y recibir retroalimentación constante. Los seminarios se realizan a través de plataformas tecnológicas y en ellos pudimos debatir. En las salas de lectura la interacción es mínima por causa de las actividades que se allí adelantan; por ello, la hora del almuerzo en la cocina era el momento perfecto para poder conocernos.

La presencia Latina en el Max Planck fue determinante y más aún desde el desarrollo del denominado ICCAL (Ius Constitutionale Commune para América Latina) liderado por la Profesora Mariela Morales que ha sido influyente en decisiones judiciales adoptadas, en especial, por parte de la Corte Interamericana de Derechos Humanos; en ese sentido coincidí con 3 abogadas de la región y tuvimos tanto bienvenida como despedida con integrantes del grupo de investigación.

Los recursos bibliográficos del Instituto son impresionantes y abarcan casi la totalidad de los temas relacionados con el derecho público e internacional. La plataforma a través de la cual se solicitan, así como la diligencia del personal de biblioteca permiten su consulta casi inmediata, lo que repercute en un desarrollo fluido de las investigaciones. Los escáneres de última generación son fundamentales para la consulta de material ya que los fines de semana el lugar está cerrado y el retiro de textos está prohibido. 

El Max Planck cuenta con dos directores, pude tener charlas con el Profesor Armin von Bogdandy quien me extendió la invitación para investigar en el Instituto; su conocimiento sobre el derecho es profundo y su generosidad con el mismo generan un ambiente distendido de discusión y análisis.

Por último, pero no menos importante, Heidelberg es increíble: la ciudad no fue destruída en la segunda guerra mundial, por lo que conserva la arquitectura que relata su historia; y aunque casi todo estaba cerrado, se podía transitar por ella y de manera principal, por el casco antiguo (Altstadt) y al lado del río Neckar.

La Universidad de Heidelberg es la más antigua del país y se ha convertido en destino académico por el que han pasado grandes figuras como Hegel, Arendt, Habermas, Gadamer y Max Weber. Caminar por las mismas calles, el castillo (Schloss) y el puente viejo (Karl Theodor) que estas personalidades recorrieron hace casi mágica su visita. 

Por último, me gustaría exhortar a mis compañeros docentes a efectuar este tipo de procesos de intercambio académico que permiten un crecimiento personal y profesional y además redundan en la calidad de educación que brindamos a nuestros estudiantes.

 

 

 

1 Heidelberg y la grata experiencia de una estancia investigativa en su Instituto Max Planck

05/Mayo/2021

 
1 Comienzo 2 Completo

Eventos

Ver todos