You are here

NOTICIA

< Volver

NOTICIA < Volver

El impacto psico-emocional que los pacientes oncológicos generan en sus médicos tratantes

  |   

Con el objetivo de construir conocimiento y evidencia en torno a las experiencias de los médicos oncólogos del país y, realizar en conjunto con las unidades de cáncer y del personal de Oncología, las guías y protocolos para la comunicación de malas noticias a los pacientes y desarrollar estrategias de afrontamiento y manejo de las emociones por parte de los especialistas con apoyo en los hospitales, los docentes investigadores de Areandina, Rodrigo A Ruíz-Lurdury; maestría en Salud Pública, Ángel Muegues Salas; programa de Medicina Valledupar y Olga Hernández Almanza; externa del Hospital Rosario Pumarejo de López, lideran proyecto de investigación a través del cual se busca determinar las experiencias de oncólogos en la relación médico-paciente en ciudades de Colombia.

El proyecto que desarrollará su siguiente fase en Valledupar, se aplicará a través de una serie de entrevistas semiestructuradas con especialistas en oncología y la aplicación del Test de Nowak aplicadas a médicos oncólogos, con el objetivo de  resaltar las experiencias en la relación con sus pacientes en el proceso de diagnóstico y tratamiento, profundizando en las formas en las que el acto médico y de acompañamiento de la enfermedad, constituyen en los especialistas respuestas psico-emocionales.

La investigación determinó en sus fases pasadas (Bogotá, Envigado y Villavicencio) que la emocionalidad funciona como índice de la interacción entre el oncólogo y el paciente. Los especialistas aseguraban que frente a los pacientes, sus experiencias sentimentales variaban de uno a otro. Aunque conscientes de su responsabilidad profesional, los oncólogos expresaron que de manera inevitable, unos pacientes los afectaban más que otros y de manera diferente. En la mayoría de los casos, resaltaron que la empatía surgía con sus pacientes en la medida en que compartían elementos sociales que operan sobre su identidad.

“Hay situaciones que lo pueden afectar a uno frente al paciente. Hay casos donde él dice: Doctor, yo estaba terminando mi carrera y me descubrieron un tumor en el cerebro. Queda uno pasmado y lleno de preguntas porque son personas que pueden tener la misma edad de uno o vivir situaciones muy similares”, explica el docente Ruíz-Lurdury.

A pesar de que esa empatía no modifica de manera sustancial el ejercicio profesional, en el transcurso del tratamiento y según sean sus resultados, afecta la experiencia y las respuestas emocionales de los oncólogos. En algunos casos, los especialistas han hecho pequeños cambios en la manera de interactuar con los pacientes o en la forma de manejar sus emociones, incluso, apoyándose en otros profesionales de la salud o en terapias alternas como el deporte, la cocina, los pasatiempos o la religiosidad.

“Existen profesionales de la salud muy comprometidos con su quehacer diario que han elegido enfrentar una enfermedad que pone sobre la mesa todas las cualidades humanas, han ido más allá de su formación e incluso, ofrecer un acompañamiento digno a los enfermos, muchas veces a costa de su salud mental”, afirma el docente Muegues Salas.

Así mismo, se determinó que existe una emocionalidad que se genera en la relación médico-paciente, pero está configurada por las experiencias de ambos frente al sistema de salud. Esta emocionalidad la expresan los oncólogos como frustración y ansiedad frente a los procesos de diagnósticos y tratamientos de sus pacientes. Lo relacionan con los sentimientos que surgen mientras los pacientes enfrentan trámites, demoras e incumplimientos en medio de las dificultades económicas para resolver su estado de salud.

Para los investigadores, hoy en día es evidente que en los procesos de salud-enfermedad, el entramado sociocultural y las disposiciones subjetivas de las personas resultan claves, no sólo para entender los hechos en salud, sino para intervenir y decidir estrategias sobre ciertas variables.

“Las investigaciones multidiciplinarias han permitido darle una mirada compleja a los temas en salud pública; aunque una parte importante va de la mano de la perspectiva biomédica, los aportes de las ciencias humanas y sociales, han permitido comprender que el lenguaje, las creencias, las interacciones, las relaciones con la familia, el Estado, con la misma naturaleza o con las emociones, son parte constitutiva de la forma en que tratamos la enfermedad, en la forma en que la vivimos”, sostiene la docente Hernández Almanza.

Con este proyecto se busca a largo plazo la inclusión de estas temáticas en la formación de médicos y especialistas en las facultades del país. Esto implicaría un impacto en el manejo de una enfermedad crónica como el cáncer y en la salud mental de los profesionales de la salud, además de los pacientes.

 

1 El impacto psico-emocional que los pacientes oncológicos generan en sus médicos tratantes

14/Jul/2021

 
1 Comienzo 2 Completo

Eventos

Ver todos