Pedalea hasta la clase

Por Jorian Enciso para Areandina, Octubre 19, 2018

Bien sea por ahorro, salud, ley o conciencia ambiental; en muchos países, pedalear hasta el destino se ha convertido en un tema cultural. Al evaluar el número de bicicletas por habitantes en países como Holanda, Dinamarca, Alemania, Suecia y Noruega, encontramos que su uso llega a porcentajes muy altos, lo que comprueba rotundamente que los ciudadanos en estas regiones prefieren desplazarse en bici.
 
En Colombia, el uso de la bicicleta como medio de transporte ha aumentado considerablemente. La última encuesta realizada por la Secretaría de Movilidad (en 2015), mostró que andar en bici se ha convertido en el transporte preferido por un 56% de las mujeres y un 69% de los hombres, aumentando en los últimos años del 1 al 19% en adquisición y uso.
 
pedalea hasta la clase
 
Ciudades que pedalean
 
Bogotá cuenta con aproximadamente 440 kilómetros de ciclorrutas que facilitan al ciclista movilizarse por la ciudad. Muchos usuarios de bici le dan crédito al clima de la capital, justificando que este hace más cómoda y fácil la actividad. Usar bicicleta en Bogotá se ha convertido a su vez en una alternativa útil contra el poderoso tráfico de los que se puede ser víctimas en ciudades tan pobladas. Se calcula que, utilizando transporte público en Bogotá, se pierden de 22 a 25 días de nuestro año. ¡Es casi un mes! Otra opción para elegir la bici.
 
Pereira es otro ejemplo del uso de bicicletas. En el 2017 Pereira ganó el primer lugar como la ciudad colombiana con mayor movilidad sostenible en el mundo bajo la evaluación de la organización conservacionista independiente: WWF. Este logro representa para la ciudad un trabajo bien hecho en cuanto a las políticas del uso de bicicletas.
 
En Valledupar, por ejemplo, se presentan iniciativas como la de Valledupar Avanza en Bici que permite a las personas que no cuentan con una, solicitarla de manera online para usarla durante una hora y de esta forma solventar su necesidad en el tema de transporte. Seguramente hay muchos procedimientos que ajustar y mejorar, pero lo valioso es que ya se cuenta con este tipo de opciones.
 
Eco-bici
 
No cabe duda de que una de las principales ventajas de cambiar el transporte público y particular por la bicicleta, es disminuir la contaminación ambiental. Usar bici para llegar a clases o al trabajo ahorra hasta 5 kilogramos de monóxido y dióxido de carbono por trayecto. Al no requerir combustible, es considerado un vehículo ecológico evitando tanto la contaminación ambiental como la sonora.
 
Promover el uso de bici, refleja el compromiso de las autoridades con el medio ambiente, crea en las personas conciencia verde y, en consecuencia, convierte a las ciudades en referentes ecológicos positivos para el resto del mundo.
 
Más beneficios
 
Físicos: El uso diario de bici permite decirle adiós al sedentarismo, ayudando a quemar hasta 600 calorías por hora, mejorando tu figura y combatiendo el riesgo de sufrir obesidad. Esta actividad fortalecerá tu sistema cardiovascular, los músculos de tus piernas y la zona lumbar. Aumenta el apetito sexual y mejora tu sueño.
 
Psicológicos: Como cualquier otra actividad física, andar en bici reduce el estrés, la ansiedad y mejora tu estado de ánimo gracias a la generación de endorfinas. Además, contribuye a tu concentración en clase.
 
Sociales: Armar plan con tus compañeros de clase trazando rutas comunes para llegar o salir de la universidad es una forma muy chévere de hacer amigos y no movilizarte solo. Sin duda encontrarás que es una actividad divertida y gratificante.
 
Económicos: Pagar transporte público, combustible, las cuotas del carro o la moto y hasta los repuestos de estos, son golpes que el bolsillo evade teniendo una bici.  
 
Si eres un usuario frecuente de bici, seguramente gozas de buena salud, mantienes de buen humor, llegas a tiempo a la u o a tu trabajo, proteges tu bolsillo y ayudas a cuidar el medio ambiente. Si por el contrario, aún no usas bici o no te decides finalmente a hacerlo, ¿qué esperas? Los beneficios superan las desventajas; así que pedalea. 
 

Publicado en: El Blog de Areandina

Tagged: Bicicleta, Bogotá, Pereira, Valledupar, Universidad, Estudiantes

Quizá también te interese