Cómo financiar un posgrado sin tener que pedir un préstamo educativo

Por Areandina, Septiembre 6, 2017

A continuación te damos algunos consejos para que puedas hacer realidad tus sueños profesionales sin tener que depender de un crédito bancario.
 
Si bien es cierto que los créditos educativos son la opción más usada para financiar estudios universitarios, existen algunas alternativas que te pueden ayudar a disminuir el monto de tu crédito o incluso eliminar por completo la necesidad de solicitar un préstamo. 
 
Entre el amplio abanico de opciones disponibles para financiar un posgrado se encuentran el retiro de cesantías para educación, los préstamos de los fondos de empleados, el financiamiento directo con las universidades y, por supuesto, el ahorro. Conoce más sobre cada una de estas alternativas y descubre cuál es la que más se adapta a tus necesidades y tu bolsillo.

Cesantías

Si tu o uno de tus padres se encuentra afiliado a un Fondo de Pensiones y Cesantías, puedes solicitar un retiro parcial del ahorro a cesantías para pagar tu matrícula. Solo necesitas acercarte a tu Administradora de Fondos de Cesantías con el formato de solicitud debidamente diligenciado, original y fotocopia del recibo de matrícula y una copia del documento de identidad del afiliado.

Financiación directa 

En caso de que al menos dos entidades bancarias hayan rechazado tu solicitud de un préstamo educativo, puedes acceder a un crédito directamente con la universidad. Por lo general, la tasa de interés varía según la forma de pago, el valor del semestre y la modalidad de financiamiento.

Ahorro programado

Si ya tomaste la decisión de cursar un posgrado pero aún no has elegido una fecha concreta, puedes acudir a las cuentas de ahorro programado de las entidades bancarias. Estas te permiten definir una meta de ahorro mensual durante mínimo 6 meses, de tal manera que puedas ir acumulando el capital necesario para cubrir tu matrícula en el futuro. Para elegir la duración de tu ahorro es necesario que tengas en cuenta tus ingresos mensuales, el programa que quieras estudiar y el precio del semestre.

Fondos de empleados

Otra opción para financiar tus estudios es recurrir a los préstamos de los fondos de empleados, que por lo general ofrecen una tasa de interés más baja que las entidades financieras. Otras ventajas de esta modalidad de financiamiento son la aprobación en corto tiempo, la posibilidad de pagar las cuotas mensuales mediante descuento de nómina y la facilidad para realizar el trámite.
 

Publicado en: El Blog de Areandina

Tagged: Posgrados

Quizá también te interese